El Consejo de IASP en octubre aprobó nuevas definiciones destinadas a aclarar la terminología para diferentes enfoques de tratamiento, siguiendo las recomendaciones de un Grupo de Trabajo sobre el Tratamiento del Dolor Multimodal.
El Grupo de Trabajo ha estado formado por:Michael NicholasTakahiro UshidaMark WallaceAmanda WilliamsHarriet WittinkRobert Edwards, and M.R. RajagopalUlrike Kaiser, bajo la presidencia de  Kathleen Sluka.
Se aclaran los términos unimodal, multimodal, multidisciplinario e interdisciplinario.
UNIMODAL: El tratamiento unimodal se define como una única intervención terapéutica dirigida a un mecanismo de dolor específico o diagnóstico de dolor. Por ejemplo: la aplicación de un tratamiento de ejercicio por un fisioterapeuta.
MULTIMODAL: El tratamiento multimodal se define como el uso concurrente de intervenciones terapéuticas separadas con diferentes mecanismos de acción dentro de una disciplina dirigida a diferentes mecanismos de dolor. Por ejemplo: el uso de pregabalina y opioides para el control del dolor; el uso de AINE y órtesis para el control del dolor.
MULTIDISCIPLINAR: El tratamiento multidisciplinar se define como el tratamiento multimodal proporcionado por profesionales de diferentes disciplinas. Por ejemplo: la prescripción de un antidepresivo por parte de un médico junto con un tratamiento de ejercicio de un fisioterapeuta y un tratamiento cognitivo conductual por parte de un psicólogo; todas las especialidades trabajan por separado con su propio objetivo terapéutico para el paciente y no necesariamente se comunican entre sí.
INTERDISCIPLINAR: El tratamiento interdisciplinar se define como el tratamiento multimodal proporcionado por un equipo multidisciplinario que colabora en la evaluación y el tratamiento utilizando un modelo y objetivos biopsicosociales compartidos. Por ejemplo: la prescripción de un antidepresivo por parte de un médico junto con el tratamiento de un fisioterapeuta y el tratamiento cognitivo conductual de un psicólogo, todos trabajando en estrecha colaboración con reuniones periódicas del equipo (cara a cara o en línea), acuerdo sobre el diagnóstico, objetivos terapéuticos y planes para tratamiento y revisión.