Cost-effectiveness analysis of oral fentanyl formulations for breakthrough cancer pain treatment

Cortesi PA, D’Angiolella LS, Vellucci R, Allegri M, Casale G, Favaretti C, et al.

PLoS ONE 2017; 12(6):e0179523. https://doi.org/10.1371/journal. pone.0179523

 

 

Comentado por:

Miguel Angel Benítez-Rosario. Jefe de la Unidad de Cuidados Paliativos. HNS La Candelaria. Tenerife

 

Resumen

Los autores realizaron un estudio de coste-efectividad del tratamiento del dolor irruptivo con fentanilos orales de liberación rápida. Incluyeron todos los fentanilos comercializados en Italia que coinciden con los comercializados en España.

Los autores desarrollaron en el estudio 3 modelos de decisión analítica. Estos se basaron  en la reducción de la intensidad del dolor y tiempo en conseguirlo, y su beneficio en la mejora de la calidad de vida que fue expresado en QALYs (calidad de vida ganada ajustada a los años de vida), suponiendo una supervivencia de 45 días. En los modelos de análisis se incluyó, además, los costes de los fármacos, del consumo de recursos sanitarios (visitas médicas, uso de ambulancias, hospitalización) y los datos disponibles de eficacia (tiempo en aliviar el dolor irruptivo).

El estudio concluye que el fentanilo rápido de mayor coste-efectividad es uno de uso sublingual al presentar la mayor eficacia con el menor coste desde la perspectiva del sistema nacional de salud italiano. (En el estudio se incluyen varios de uso sublingual y al no especificar nombre comercial no es sencillo identificar en nuestro entorno cual es).

 

Comentario

El original comentado es un trabajo teórico interesante. Plantea un análisis de coste-efectividad para la selección del mejor tratamiento para el dolor irruptivo. Sus resultados, no son, sin embargo, extrapolables a todos los sistemas nacionales de salud, pues los precios de los fármacos varían.

El trabajo presenta algunas limitaciones. Utilizan datos respecto a la eficacia de los fentanilos orales, datos que no están contrastados en ensayos que comparen frente a frente esos fármacos; y que proceden fundamentalmente de estudios comparativos con placebo. Los fentanilos nasales no fueron incluidos en el estudio y otros opioides orales como la morfina y oxicodona tampoco. Por tanto, la conclusión está limitada a que en dicho estudio, con los parámetros de eficacia utilizados un fentanilo sublingual es el que resulta más costo-efectivo de todos los fentanilos orales en el tratamiento del dolor irrputivo.

En relación a los criterios de eficacia que utilizan, como alivio del dolor en 15, 30, 45 y 60 min y la cuantía de alivio, da la impresión que los opioides orales como la morfina u oxicodona presentarían un coste-efectividad bajo, por lo que no serían una alternativa en el tratamiento del dolor irruptivo. Suposición ésta, no obstante, que debería ser confirmada con los estudios adecuados.

Otra reflexión es si además de realizar este tipo de estudio no deberían ser realizados aquellos otros que muestren, o confirmen, que el tratamiento del dolor irruptivo con los fentanilos de liberación rápida es coste–efectivo. Lo suficiente como para potenciar la detección y tratamiento de esta modalidad de dolor, que por otra parte, sigue estando infradiagnosticada e infratratada.