Farmacogenética de los opioides y consideraciones para el tratamiento del dolor

27 de julio de 2017

Comentarios: Dr. Miguel Ángel Benítez

El trabajo es una revisión profunda sobre el impacto de la genética en los efectos de los principales analgésicos opioides. Hasta el momento, se ha estudiado la influencia de las variaciones genéticas en los mecanismos de metabolización, la expresión de receptores y los sistemas de transporte de los opioides.

En el primer caso, se han identificado diversas variantes genéticas del principal sistema hepático de metabolización, el P-450 (que implica a los enzimas CYP2D6, CYP3A4, CYP3A5, CYP2B6) relacionados con la metabolización de la oxicodona, fentanilo y metadona, respectivamente; y el UGT1A1 y UGT2B relacionados con el metabolismo de la morfina. Los diferentes estudios muestran que distintos polimorfismos de los genes que codifican estos enzimas dan lugar a modificaciones en la metabolización con aumento o descenso de las concentraciones plasmáticas de los opioides. No obstante, las implicaciones clínicas, en relación a toxicidad o descenso del efecto, no están constatadas ampliamente.

De los genes envueltos en la expresión de receptores opioides, el OPRM1, que codifica el receptor µ, es el más conocido. Los resultados de las investigaciones realizadas respecto a la influencia de los polimorfismos del OPRM1 en el efecto analgésico de la morfina y de otros opioides son contradictorios.

Los presencia de polimorfismos de los genes implicados en la codificación de otros sistemas relacionados en el efecto de los opioides, como el de la COMT, enzima implicado en la metabolización de las catecolaminas) o el ABCB1 (gen que codifica uno de los sistemas transportadores de los opioides) también han mostrado influencias contradictorias sobre el efecto y toxicidad de los opioides.

Toda esta información condiciona que no se disponga de guías clínicas que recomienden y protocolicen el uso de marcadores genéticos para la selección del tratamiento opioide, excepto para la codeína y el tramadol.

La conclusión de los autores de la revisión es que en relación a la información disponible no está justificado, en el momento actual, el someter a los pacientes a estudios farmacogenéticos para la selección del opioide que debería utilizarse en el tratamiento de su dolor.

Escribir comentario