Algunos consejos útiles

7 de enero de 2011

Queremos dar algunos consejos que pueden ser de utilidad a los pacientes con dolor irruptivo oncológico y a sus familiares y cuidadores.

El dolor irruptivo puede y debe ser tratado.- El dolor conocido como dolor irruptivo es un dolor normal que se puede presentar aunque el dolor de fondo esté bastante controlado con los analgésicos que le han recetado.

Queremos asegurarle que este dolor, a veces impredecible y de mucha intensidad, puede ser tratado y controlado y que no tiene por que sufrir.

Su médico puede recetarle un tratamiento diferente para que esté preparado para estos ataques de dolor irruptivo. El tratamiento eficaz no solo puede consistir en un analgésico, existen otros métodos que le pueden ayudar, como calor o frío en el lugar del dolor, técnicas de relajación, masaje, etc.

No aumente la dosis de analgésico sin consultar a su médico.- Si aumenta la dosis del analgésico que está tomando para el dolor de fondo, sin consultar a su médico, puede aumentar los efectos secundarios e, incluso, puede necesitar dosis extras para conseguir el mismo efecto analgésico. No se olvide de que los analgésicos opioides son medicamentos controlados y que solo pueden ser prescritos y controlados por un especialista.

Cualquier medicamento, incluso los analgésicos de venta sin receta, no deben tomarse sin consultar a su médico ya que pueden alterar el tratamiento prescrito y aumentar los efectos secundarios.

Si el dolor irruptivo se presenta no se asuste.- La aparición de este dolor de alta intensidad y su aparición sin previo aviso, no significa necesariamente que su enfermedad se haya agravado.

Póngase en contacto con su médico para que le recete el analgésico adecuado y que esté preparado por si este ataque de dolor vuelve a producirse. Mucho mejor prevenir y que , junto con el tratamiento normal para su dolor de fondo, reciba un tratamiento específico para el dolor irruptivo, para tomar exclusivamente si este dolor de alta intensidad se presenta.

Características dolor basal vs. dolor irruptivo

6 de enero de 2011

La American Pain Foundation publica un cuadro con las diferencias que se pueden apreciar entre el dolor basal o dolor de fondo y el dolor irruptivo.

Dolor de fondo Dolor irruptivo
Aparición Súbita o desarrollo gradual Súbita, con frecuencia impredecible
Duración Persistente, al menos 12 horas al día Puede durar desde pocos segundos a pocas horas, con una duración media de 30 minutos
Descripción Sordo, agudo, Agudo, hiriente, irradiante
Tratamiento Opioide de larga duración, a dosis regular Opioides de acción corta, de inicio rápido, administrado según necesidad

Fine PG, Busch MA Characterization of breakthrough pain by hospice patiente and their caregivers. Pain Symp Manage 1998;16:179-83;Portenoy RK , Payne D, Jacobsen P. Breakthrough Pain: Characteristics and impact in patients with cancer pain. Pain 1999;81:129-34.

Cancer Pain: Assessment and management

6 de enero de 2011

Eduardo D. Bruera, Russell K. Portenoy

Publisher: Cambridge University Press,
Pages: 660, Date: 2009-10-12
ISBN-10 : 0521879272

os Dres. D. Eduardo Bruera y Russell K. Portenoy han revisado y actualizado el  dolor en el cáncer en esta  segunda edición de este libro ampliamente reconocido.

Esta es una revisión integral, con orientación clínica de todos los aspectos del problema complejo y multidimensional del dolor del cáncer.

Las características únicas del dolor del cáncer, incluida la fisiopatología, la evaluación clínica, el diagnóstico y el tratamiento farmacológico y no farmacológico son tratados en profundidad.

Expertos reconocidos internacionalmente en la investigación del dolor del cáncer han contribuido a muchos capítulos nuevos, incluyendo la analgesia neuroaxial, los cuidados paliativos, el dolor óseo y el dolor irruptivo. ,

Dolor irruptivo: etiología y diagnóstico

6 de enero de 2011

El dolor irruptivo oncológico es más frecuente en pacientes con:

  • enfermedad en estadio avanzado
  • situación funcional deficiente
  • dolor originado en la columna vertebral y en menor medida en otras estructuras óseas y articulaciones
  • dolor originado en plexos nerviosos y en menor medida en raices nerviosas

Existe una serie de criterios muy utilizados para el diagnóstico del dolor irruptivo desarrollados por el Dr. Russell Portenoy, del Memorial Sloan-kettering Cancer Center, Nueva York.

  • La presencia de una analgesia estable en las últimas 24 horas
  • La presencia de un dolor de base controlado en las últimas 24 horas (una intensidad media de dolor de un máximo de 4, medido por EVA)
  • ataques temporales de dolor severo o insoportable en las últimas 24 horas