Presentación sobre el manejo del dolor y los opioides (power point)

24 de agosto de 2014

Captura de pantalla 2014-08-24 a la(s) 10.07.54” En esta presentación se aborda de forma muy práctica el manejo del dolor en general, pero con especial atención al uso de los opioides, su rotación, cambio de vía, etc. De forma muy clara expone pequeños trucos y sugerencias que desmitifican la realidad del día a día en el manejo de este tipo de fármacos”

Breakthrough Pain Assessment Tool

27 de julio de 2014

Captura de pantalla 2014-07-27 a la(s) 11.04.36Development and Validation of the Breakthrough Pain Assessment Tool (BAT) in Cancer Patients

AUTORES: Katherine Webber, Andrew N. Davies, Giovambattista Zeppetella, and Martin R. Cowie.

REVISTA: Journal of Pain and Symptom Management-2014.

Artículo de Webber, Davies, Zeppetella y Cowie en el que intentan validar en pacientes oncológicos con Dolor Irruptivo, una herramienta para el manejo del mismo, denominado Breakthrough Pain Assessment Tool, con el acrónimo BAT.

La validez del BAT se determinó mediante la revisión de la literatura médica, la realización de un proceso Delphi con expertos en el dolor Irruptivo en la evaluación del dolor y la realización de entrevistas con pacientes oncológicos con dolor Irruptivo. La herramienta fue luego sometido a una serie de pruebas psicométricas estándar para evaluar su validez (es decir, la validez de contenido), fiabilidad (es decir, la consistencia interna), y la capacidad de respuesta al cambio.

RESULTADOS. Pruebas psicométricas confirmaron que la herramienta BAT es válida, fiable y sensible al cambio.

Importante artículo que intenta, una vez más, dar consistencia al Dolor Irruptivo, por medio de una herramienta para su estudio. El objetivo del mismo era desarrollar, de acuerdo con directrices internacionales, una herramienta breve, multidimensional y fiable para su uso por profesionales de la salud que trabajan en diversos entornos clínicos.

Algo diferente del Alberta Breakthrough Pain, más útil para entornos de investigación.

Versión original: http://dolorirruptivo.com/wp-content/uploads/2014/07/Breakthrough-Pain-Assessment-Tool-BAT.pdf

Evaluando y tratando el dolor irruptivo oncológico

14 de mayo de 2014

Captura de pantalla 2014-05-14 a la(s) 11.39.37La estrategia para un manejo óptimo del dolor oncológico varía de paciente a paciente. En algunos casos , el dolor puede empeorar progresivamente hasta que se controla adecuadamente . En otras situaciones, el dolor puede presentarse tan rápidamente que el paciente no tiene tiempo de reaccionar.

Hay varias categorías de medicamentos para el dolor disponibles para hacer frente a cada tipo de dolor, como el dolor de acción prolongada, de acción corta, o los opioides de inicio rápida. En general se recomienda comenzar con los medicamentos de acción corta, y luego pasar a las formulaciones de acción prolongada .

Para los pacientes que experimentan ráfagas de dolor severos se recomiendan opioides de inicio rápido. Estos tratamientos mejoran la calidad de vida, y, en algunos casos, podrían sustituir a los narcóticos en las dosis intermedias. La disponibilidad de medicamentos de inicio rápido se sincroniza con las necesidades del paciente. En la mayoría de situaciones, los pacientes exigen un analgésico que funcione rápidamente.”

Enlace: http://www.onclive.com/peer-exchange/breakthrough-pain/Assessing-and-Treating-Breakthrough-Cancer-Pain

Los estudiantes de medicina solo reciben 12 horas de clase específica sobre el dolor

14 de mayo de 2014

Captura de pantalla 2014-05-14 a la(s) 10.17.41Algunas reflexiones a propósito de una noticia

Hace unas semanas, pude leer en el periódico “El País” esta noticia. Con todos los matices y todas las interpretaciones que pueden hacerse, es evidente que merece una reflexión.

El titular es demoledor, para algunos puede que sensacionalista, pero por desgracia define perfectamente una gran realidad y un gran problema: “Los estudiantes de Medicina solo reciben 12 horas de clase específica sobre el dolor”.

Parece inaudito que esto ocurra cuando el dolor es un problema de tal magnitud que se presenta no en un momento sino en muchos momentos de nuestras vidas, que afecta siempre a nuestros pacientes y también a los que teóricamente no lo son. Aunque parezca obvio, la verdad es que el dolor y la muerte, son los dos únicos problemas médicos que, inexorablemente, vamos a sufrir el 100% de las personas.

Por ello, resulta increíble que los equipos docentes encargados de los planes de estudio no se hayan percatado de este tremendo error. En especial, cuando con la necesidad de adaptarse al famoso “Plan Bolonia”, la mayoría de los programas de estudio han tenido que ser recientemente revisados. Espero que cátedros y profesores de nuestras facultades de Medicina hayan leído también esta noticia y ya estén pensando en buscar soluciones.

Se puede argumentar que el dolor es un problema transversal que al afectar a todas las áreas médicas, se trate de una u otra forma en cada una de ellas. Pero eso no es solución. Porque de nada sirve decir que una cirugía duele, que un cáncer duele, que una enfermedad reumatológica duele, etc si al final nadie se ha preocupado de enseñar al estudiante de Medicina cómo se quita el dolor. Desde sus bases fisiopatológicas hasta su tratamiento. ¿Y esto se hace? Claramente no. En la Neuroanatomía se estudian las vías nerviosas del dolor. Posiblemente desde la Farmacología se analicen las bases de los agentes analgésicos, pero no sus indicaciones y su aplicación práctica. Y no se me ocurren muchas más asignaturas donde se aborde el tratamiento analgésico. Por suerte en Oncología, muchos de los programas incluyen alguna clase sobre el dolor, pero muchas veces metida desde la perspectiva de los Cuidados Paliativos, asignatura considerada por muchos programas como optativa y erróneamente etiquetada por los alumnos y por muchos profesores desde la idea de la enfermedad terminal.

(más…)

El papel de las enfermeras oncológicas en el manejo del dolor irruptivo por cáncer

14 de mayo de 2014

Captura de pantalla 2014-05-14 a la(s) 09.16.54“Las enfermeras oncológicas desempeñan un papel múltiple en el manejo del dolor irruptivo de cáncer, que incluye la educación y la evaluación del paciente. En muchos casos, los pacientes sólo discutirán su dolor con una enfermera, ya que se sienten más cómodos en este entorno. Es importante que las enfermeras transmitan esta información al médico ya que puede ayudar a la hora de fijar las pautas de tratamiento.

Todas las evaluaciones de dolor deben llevarse a cabo de una manera objetiva centradas en la evaluación física y en un cuestionario específico, señala Ashley. La evaluación debe tener en cuenta el sufrimiento, las cuestiones culturales, las cuestiones espirituales, y otras dimensiones del dolor.”

Enlace: http://www.onclive.com/peer-exchange/breakthrough-pain/Role-of-the-Oncology-Nurse-in-Breakthrough-Cancer

Dolor y cáncer de mama

14 de abril de 2014

Captura de pantalla 2014-04-14 a la(s) 17.20.18“El cáncer de mama es uno de los más frecuentes en nuestra sociedad. A pesar de que su curación es hoy muy alta, a menudo nos encontramos con pacientes, que por una u otra causa presentan dolor. En esta presentación, el Profesor Sebastiano mercadante realiza un repaso completo de los distintos síndromes dolorosos asociados al cáncer de mama. Es interesante tener en cuenta que a menudo se deben a procedimientos terapéuticos, como la cirugía o la quimioterapia, y que diagnosticar el problema a tiempo permitirá un correcto enfoque terapéutico”.

Pain syndromes in survivors with breast cancer.

Dr. Sebastiano Mercadante. Director de la Unidad de Dolor y Cuidados Paliativos, Centro Oncológico La Magdalena, Palermo, Italia. Profesor de Medicina Paliativa en la Universidad de Palermo.

Propuesta de evaluación escalonada de los pacientes en tratamiento analgésico por dolor oncológico. ¿Se aproxima el final de la Escalera Analgésica de la OMS?

10 de abril de 2014
PAIN MEDICINEComentario personal a título de introducción:

No es la primera vez que se pronostica el fin de la clásica escalera analgésica propuesta por la OMS y que ha cumplido y cumple su finalidad inicial respecto al tratamiento crónico para el paciente oncológico. Se le ha de reconocer el valor de esta iniciativa en el momento de su creación así como el parámetro de referencia que ha representado en el tratamiento del dolor. Ha sufrido diversas modificaciones y variaciones a lo largo de su existencia y su paralelismo escalonado terapéutico ha sido utilizado para la aplicación clínica de tratamientos desde diversas áreas y que incluso se escapan al tratamiento del dolor oncológico (dolor crónico no oncológico, dolor neuropático, dolor agudo postoperatorio), y las propuestas terapéuticas en función de la intensidad del dolor que proponen saltar algún escalón previo (concepto de ascensor analgésico) en beneficio del resultado de una efectividad terapéutica conocida.

En el momento actual, donde el uso de opioides potentes para las diversas indicaciones de dolor oncológico y no oncológico, hace que los pacientes incluidos entre el tercer y cuarto escalón (cuando su administración es parenteral) sean poco homogéneos respecto a las diferencias entre las dosis que reciben.

En el caso de los pacientes oncológicos que precisen cambios terapéuticos farmacológicos con opioides, para un mejor control del dolor, no suele implicar una modificación del escalón en el que están incluidos a no ser que se opte por un cambio de vía de administración y que actualmente solo se contempla para las opciones orales y parenterales.

Esta escalera se basa en el tratamiento opioide recibido más que en la vía de administración e intenta facilitar las modificaciones en base a una mejor respuesta clínica del tratamiento con opioides potentes en los pacientes oncológicos. Uno de sus objetivos es aprovechar esta clasificación, para resolver la dificultad que se puede presentar al valorar los cambios clínicos de respuesta a los tratamientos así como las implicaciones de la rotación entre ellos.

Puntos más dstacados del artículo:

• Los resultados de este estudio indican que la clasificación según la propuesta denominada Cuantificación Algoritmo Analgésico (AQA) puede ser una medida más sensible para realizar modificaciones en la medicación analgésica que reciben los pacientes oncológicos, en comparación con la escalera analgésica clásica propuesta por la OMS y que sigue vigente desde los años 80.

• La nueva clasificación (AQA), proporciona una especificidad adicional con respecto a la OMS para la evaluación de los cambios en el uso de opioides potentes.

• Una de las ventajas que ofrece en los pacientes con dolor oncológico, es que la AQA supera el inconveniente del efecto techo observado con la escalera analgésica de la OMS, en el que están englobados un amplio grupo de pacientes con un amplio tratamiento con opioides potentes.

 Artículo comentado

Assessing Analgesic Use in Patients with Advanced Cancer: Development of a New Scale—The Analgesic Quantification Algorithm.

Karen C. Chung, PharmD, MS, Arie Barlev, PharmD, MS, Ada H. Braun MD, PhD. Pain Medicine 2014; 15: 225–232

Acceso al abstract del artículo de PAIN MEDICINE    

Los sistemas de evaluar y cuantificar los cambios en el ajuste de fármacos analgésicos para el control del dolor en los pacientes con cáncer avanzado, sigue siendo un reto.

En la actualidad, no existe una escala sensible para poder clasificar la intensidad de la medicación analgésica y facilitar el entendimiento de la respuesta que provocan respecto a los cambios del dolor que relata el paciente.

Se evaluó si la Cuantificación Algoritmo Analgésico (AQA) es más sensible que la que la Escalera analgésica propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS-AL) para el uso de medicación analgésica en pacientes con cáncer avanzado.

El método utilizado se baso en clasificar a los pacientes según el tratamiento que recibían. De ellos, los que estaban en tratamiento con opioides potentes, se agruparon en intervalos en función del consumo diario de los mismos. Se determinó una tabla de conversión de potencia equianalgésica con el fin de unificar los diversos fármacos opioides que tomaban los pacientes y convertirlos a un equivalente de morfina oral consumida por día (OME).

Los pacientes estudiados, en primer lugar fueron evaluados y clasificados según la Escalera analgésica de la OMS y posteriormente se reclasificaron en la nueva escala AQA, en función del resultado de conversión opioide obtenido.

El resultado fueron 8 niveles o categorías en la escala AQA:

Captura de pantalla 2014-04-10 a la(s) 16.46.48Resultados. La  escalera analgésica de la OMS tiene un efecto techo, para la agrupación de los pacientes, y en particular  en la categoría del tratamiento con opioides potentes, mientras que el AQA se obtuvo a una distribución de las puntuaciones repartidas en las ocho categorías,  y los opioides potentes se repartieron entre cinco categorías.Captura de pantalla 2014-04-10 a la(s) 17.06.07

Esta nueva escala ofrece más categorías  donde englobar a los pacientes,  en función del tratamiento opioide que reciben,  la finalidad es aumentar la sensibilidad en la clasificación de los pacientes en tratamiento con opioides potentes.

Conclusiones. El AQA representa un medida del uso de analgésicos más sensible que de la OMS -AL, y así se  puede determinar, con mayor precisión, si los cambios en la  evaluación del dolor aplicados en la clínica se deben a la intervención o en realidad son producidos por el cambio de los analgésicos

Video: Management of Breakthrough Cancer Pain

13 de marzo de 2014

Captura de pantalla 2014-03-13 a la(s) 13.14.27 “En este vídeo, relatado en un inglés muy comprensible, se expone de forma interesante la situación vivida en un consulta, que podría ser cualquiera de las nuestras, y en la que una paciente expone las características de su dolor, resultando esencial la forma en que el facultativo le pregunta por las características clínicas del mismo, como aparición, duración, intensidad, etc, hasta llegar a etiquetarlo de dolor irruptivo. Cómo siempre hemos recalcado, el correcto diagnóstico de este tipo de dolor, lleva a un correcto planteamiento terapéutico.”

Guia Práctica Clínica: Uso seguro de opioides en situación terminal

6 de marzo de 2014

Captura de pantalla 2014-03-06 a la(s) 17.36.29“En esta interesante y completa guía, publicada por la Junta de Andalucía, se realiza un repaso de los distintos aspectos que implica el uso de Opioides en pacientes terminales. Incluye revisiones bibliográficas, decálogo de buena práctica clínica y anexos que facilitan el uso de esta medicación en un grupo de pacientes para los que el dolor resulta a menudo uno de los síntomas más incapacitantes y que más merman su Calidad de Vida. “