Preguntas clave para describir su dolor a su médico

16 de Agosto de 2011

Durante la visita a su médico tiene que estar en condiciones de describir la intensidad y la duración de su dolor.

La intensidad del dolor, leve, moderada o grave, puede ajustarse a una escala de 0 a 10. El cero es la ausencia de dolor y 10 es el peor dolor imaginable.

La duración es el tiempo que usted ha tenido dolor, si ha sido un episodio de dolor o si ha sido constante.

Hay algunas preguntas-respuestas que le ayudan a su médico a establecer un diagnóstico correcto y el mejor tratamiento para su dolor.

¿Cómo y cuándo comenzó el dolor?

¿Qué lo causó?

¿Comenzó poco a poco o de repente?

¿Dónde le duele? ¿puede señalar a la zona donde más le duele?

¿Se desplaza el dolor a otros lugares del cuerpo?

¿Cuándo le duele? ¿Empeora en ciertos momentos del día o después de algunas actividades concretas?

¿Cómo lo experimenta? ¿Es continuo o intermitente?

¿Tiene otros síntomas asociados con el dolor, como entumecimiento?

¿Qué es lo que empeora o mejora su dolor?

Además de esta información su médico puede realizar un examen físico completo para evaluar su condición física o efectuar algunas pruebas adicionales que le ayuden a establecer un diagnóstico.

Es importante ser honesto y sincero acerca de su dolor. No lo minimice porque no quiera ser una molestia, o sienta que debe ser capaz de “aguantarse”. Tampoco debe exagerar el dolor, por miedo a no conseguir la ayuda que necesita.

Algunos consejos útiles

7 de Enero de 2011

Queremos dar algunos consejos que pueden ser de utilidad a los pacientes con dolor irruptivo oncológico y a sus familiares y cuidadores.

El dolor irruptivo puede y debe ser tratado.- El dolor conocido como dolor irruptivo es un dolor normal que se puede presentar aunque el dolor de fondo esté bastante controlado con los analgésicos que le han recetado.

Queremos asegurarle que este dolor, a veces impredecible y de mucha intensidad, puede ser tratado y controlado y que no tiene por que sufrir.

Su médico puede recetarle un tratamiento diferente para que esté preparado para estos ataques de dolor irruptivo. El tratamiento eficaz no solo puede consistir en un analgésico, existen otros métodos que le pueden ayudar, como calor o frío en el lugar del dolor, técnicas de relajación, masaje, etc.

No aumente la dosis de analgésico sin consultar a su médico.- Si aumenta la dosis del analgésico que está tomando para el dolor de fondo, sin consultar a su médico, puede aumentar los efectos secundarios e, incluso, puede necesitar dosis extras para conseguir el mismo efecto analgésico. No se olvide de que los analgésicos opioides son medicamentos controlados y que solo pueden ser prescritos y controlados por un especialista.

Cualquier medicamento, incluso los analgésicos de venta sin receta, no deben tomarse sin consultar a su médico ya que pueden alterar el tratamiento prescrito y aumentar los efectos secundarios.

Si el dolor irruptivo se presenta no se asuste.- La aparición de este dolor de alta intensidad y su aparición sin previo aviso, no significa necesariamente que su enfermedad se haya agravado.

Póngase en contacto con su médico para que le recete el analgésico adecuado y que esté preparado por si este ataque de dolor vuelve a producirse. Mucho mejor prevenir y que , junto con el tratamiento normal para su dolor de fondo, reciba un tratamiento específico para el dolor irruptivo, para tomar exclusivamente si este dolor de alta intensidad se presenta.

¿Cómo hablar a su médico de su dolor?

30 de Agosto de 2010
Su visita a su médico es muy importante y, por lo tanto, debe prepararla con cuidado; si usted está bien preparado e informado puede ayudar a su médico a que le haga un diagnóstico acertado y un tratamiento eficaz.

Hemos adaptado un texto de la Fundación Americana del Dolor con algunas claves que le pueden ayudar a hablar a su médico de su dolor.

Prepare su próxima visita con cuidado. Es importante que escriba su Diario del Dolor, con todo lo que ha experimentado desde la última visita.
Lleve por escrito sus preguntas y sus preocupaciones. También es conveniente que tome nota de las respuestas de su médico; si le acompaña un familiar o amigo pídale que tome nota de las respuestas, a veces el propio estrés de la visita hace que se le olviden algunos temas importantes.

(más…)